miércoles, 25 de abril de 2018

YA INVENTARAN ALGO MAS LETAL



El radar cuántico, el posible final de los súper aviones

Investigadores canadienses trabajan en un sistema basado en el entrelazamiento de fotones para distinguir blancos reales del ruido de fondo. Esto contrarresta a los aparatos furtivos

Titanes del aire: Estos son los 6 mejores bombarderos ...
El radar es un dispositivo diseñado para detectar y medir distancias por ondaelectromagnéticas. Su funcionamiento se basa en emitir pulsos de radio que se reflejan en un objetivo y que se reciben en forma de un «eco» que contiene mucha información sobre dicho objeto, como puede ser su tamaño o su consistencia. Esto fue una de las cosas que permitió a los británicos derrotar a los cazas alemanes en la Segunda Guerra Mundial y es lo que se tiene en cuenta a la hora de diseñar aviones furtivos, capaces de pasar desapercibidos en un espacio aéreo vigilado: el fuselaje y su pintura están diseñados para absorber las ondas y evitar la detección, creando una lectura similar a la del ruido de fondo.
Un equipo de investigadores de la Universidad de Waterloo, en Canadá, está trabajando en una innovación que podría revolucionar esta tecnología: se trata del radar cuántico. Esta promete detectar pequeños objetos aislados incluso cuando hay una potente fuente de ruido de fondo, cosa que ocurre con cierta frecuencia a altas latitudes a causa de las perturbaciones magnéticas.
«En el Ártico, la meteorología espacial, las tormentas geomagnéticas y las llamaradas solares, interfiere en los radares», ha dicho en un comunicado Jonathan Baugh, investigador en el Instituto de Computación Cuántica (IQC) en la Universidad de Waterloo. «Pero al pasar del radar tradicional a uno cuántico, esperamos no solo atajar el problema del ruido, sino también identificar objetos diseñados para evitar la detección». Como los misiles, los aviones y los drones.
Los aviones furtivos tienen un fuselaje y una pintura diseñados para absorber ondas, evitando el eco que podría delatarlos. Además usan sistemas de guerra electrónica que crean ruido artificial para confundir los sensores del enemigo. Pero el radar cuántico, en teoría, es inmune a todas estar argucias y, además, sería indetectable por los aviones. Al menos en teoría.

Un radar basado en el entrelazamiento cúantico

Su truco está en la «iluminación cuántica», una tecnología basada en el entrelazamiento, por el cual dos partículas cúanticas separadas comparten su estado, y que también se usa en computación, teletransporte de información y comunicaciones encriptadas.
Básicamente, el sistema se basa en crear parejas de fotones entrelazados, que comparten ciertas propiedades. Se envía a uno de los fotones hacia un objeto y se «guarda» el otro. El fotón que se envía llega, por ejemplo, a un avión, rebota y vuelve a los sensores. El sistema es capaz de rechazar las partículas que no están entrelazadas y de reconocer a las que sí lo están, evitando así la lectura del ruido.
En la teoría, esta tecnología es prometedora, pero aún falta por lograr crear un sistema de generación de fotones entrelazados que sea rápido y eficiente.
«El objetivo de nuestro proyecto es crear una robusta fuente de fotones entrelazados que puedan ser creados al apretar un botón», ha dicho Baugh.
De momento, el gobierno de Canadá ha invertido unos 2,2 millones de euros en esta tecnología. Parece que podría ser el próximo paso para renovar los radares del país a partir de 2025.

martes, 24 de abril de 2018

EL POETA QUE AMABA EL CHE


Aimé Césaire : un siècle de lumières


Le 17 avril 2008, Aimé Césaire s'est éteint à l'âge de 95 ans. Son oeuvre profondément humaniste a inscrit le chantre de la négritude au panthéon des grands hommes. Retour sur l'œuvre et le combat de l'une des figures majeures du XXe siècle.

La « négritude », Aimé Césaire l’a conçue pour dire une réalité, une expérience, celle d’être noir dans un monde qui a inventé cette couleur à travers le prisme du racisme, de la déportation, de l’esclavage et de la colonisation. Il la transforme avec ses compagnons d’infortune, Léopold Sédar Senghor et Léon-Gontran Damas, en un courant littéraire et politique qui célèbre la dignité de l’homme noir et refuse l’oppression alors que les empires coloniaux écrasent toute une humanité. Un seul mot alors fait sens : liberté !Août 1968, un funk endiablé déferle sur les ondes et restera six semaines en tête des charts américains. James Brown chante sa fierté d’être noir (Say It Loud – I’m Black and I’m Proud). Un acte militant en cette année qui a vu disparaître, quelques mois plus tôt, le 4 avril, Martin Luther King, lâchement assassiné. Affirmer haut et fort sa négritude quand le fanatisme le dispute à la haine et provoque la mort des êtres de chair et de sang n’est pas un vain mot. Encore moins un vain combat.

Bâtisseur

Sans relâche aux côtés de ses frères africains, Césaire s’est toujours soucié du destin du continent de ses ancêtres. Se rêvant une grand-mère diola, le poète a noué une amitié indéfectible avec Senghor, avec qui il a partagé une commune passion pour les belles-lettres et l’exercice du pouvoir. Député français, il se range aux côtés d’Houphouët-Boigny pour abolir le travail forcé dans les colonies, admire le non courageux que Sékou Touré lance à la face de De Gaulle en 1958. Mais surtout, il espère une Afrique indépendante, et rien ne l’indigne plus que de voir un continent désuni qui ne parvient pas à puiser dans ses forces pour se bâtir.
Alors que l’on commémore les dix ans de la disparition de celui qui fut l’une des figures majeures du XXe siècle, nous vous proposons de revenir sur l’oeuvre et le combat de Césaire, par le biais d’un dossier publié lors de la célébration du centenaire de sa naissance, le 26 juin 2013.
Nous avions alors notamment demandé à des chercheurs, écrivains, acteurs africains ce que Césaire leur inspirait. Car tant que les appétits voraces se jetteront sur les richesses du continent avec la complicité des pouvoirs locaux et que les peuples africains ne seront pas pleinement maîtres de leur avenir, l’oeuvre de Césaire demeurera d’une actualité brûlante.

NICARAGUA,MORIR AL PEDO

Editorial – La Jornada
Tras varias jornadas de protestas y de violentos choques entre manifestantes y policías, que han dejado un saldo de decenas de muertos –entre 26 y 31, dependiendo de las fuentes–, 67 heridos, 43 desaparecidos y unos 20 detenidos, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, reculó ayer en la impugnada decisión de reducir los montos de las jubilaciones e incrementar las cuotas obreras y patronales al Instituto Nicaragüense del Seguro Social (INSS), adoptada el pasado 16 de abril con el argumento de que era necesario dar estabilidad financiera al sistema de pensiones de ese país centroamericano.
La medida provocó el enojo de amplios sectores populares, pero también el de la jerarquía eclesiástica católica –aliada tradicional de Ortega– y el de las cúpulas empresariales del país e hizo salir a las calles a miles de personas en las principales ciudades. Las manifestaciones –que fueron aprovechadas por algunos para cometer saqueos– fueron contenidas de manera cruenta por las fuerzas del orden y por grupos de choque del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). El sábado, cuando se contabilizaba ya una decena de muertes, Ortega Saavedra descalificó a los manifestantes, a los que comparó con los maras” –pandillas que operan en algunas naciones vecinas–, y se declaró dispuesto a dialogar únicamente con los empresarios, los cuales, poco después, declinaron la invitación si el gobierno no detenía la represión. Ya en plena escalada de insensatez, Ortega ordenó la censura de la televisión independiente que cubría las protestas y el despliegue del Ejército en las localidades más sacudidas por el descontento y la violencia recrudeció. En la localidad de Bluefields, en la costa atlántica, el periodista Miguel Ángel Gahona fue abatido de un disparo cuando transmitía en vivo una confrontación entre manifestantes y policías.Image Gallery sandinista
Ayer domingo, el presidente nicaragüense se vio obligado a dar marcha atrás en el decreto de reforma del INSS, reconoció que no era viable y que había generado una situación dramática, y reiteró su llamado al diálogo a los empresarios. En lo inmediato, sin embargo, sectores estudiantiles y de jubilados manifestaron su determinación de continuar la lucha hasta lograr la salida de Ortega y de su esposa, Rosario Murillo, quien ostenta los cargos de vicepresidenta y de primera ministra.
En suma, el intento de Ortega de obtener unos 250 millones de dólares de la disminución de las pensiones y el incremento de las cuotas al seguro social parece haber catalizado inconformidades y exasperaciones crecientes ante la progresiva degradación del ejercicio del poder público en Nicaragua. Ortega, antiguo comandante de la guerrilla que en 1979 derrotó la dictadura dinástica de los Somoza y que en la década siguiente encabezó un gobierno comprometido con las transformaciones sociales, hoy gobierna con un marcado patrimonialismo y una visión oligárquica, como formas autoritarias y hasta autocráticas y con una insensibilidad social de la que es ejemplo la actual crisis: el presidente nicaragüense no midió el descontento que habría de generar la medida mencionada y durante cinco días pensó que era posible aplastar un enojo popular que no se circunscribe a las cuotas al INSS ni a la disminución de las pensiones.
Alejado desde hace muchos años de sus antiguos compañeros de la lucha sandinista, Ortega tejió alianzas con el empresariado y los sectores conservadores de la Iglesia católica. Ahora las ha debilitado en forma severa y el gobernante permanece en una situación difícil y precaria, apoyado en el aparato político y administrativo del sandinismo desnaturalizado. Y, lo más grave, hay decenas de vidas perdidas a cambio de nada.

GRACIAS TRUMP....ERES TAN IMBECIL!!!!!


¿Qué hacen fuerzas especiales rusas protegiendo a un presidente africano?

Rusia despliega cerca de 200 uniformados y envía armas ligeras a República Centroafricana, uno de los rincones más pobres de África, sumido en una larga guerra por su tierra y recursos minerales

El presidente Touadéra, tars depositar su voto en las elecciones, el 14 de febrero de 2016.
El presidente Touadéra, tars depositar su voto en las elecciones, el 14 de febrero de 2016. GETTY
Primero Moscú pidió que se hiciera una excepción al embargo de armas que pesa contra República Centroafricana desde 2013. Lo logró y procedió a la donación de armamento ligero y munición. Luego, el Kremlin decidió que había que enviar instructores para enseñar a manejar las armas a los militares centroafricanos. Allí están. Finalmente, fuerzas especiales del Ejército ruso se han sumado a la guardia pretoriana que protege al presidente Faustin-Archange Touadéra. Es el relato breve, de no más de medio año, que da forma a la pica puesta por Rusia en uno de los polvorines de África, un rincón desgarrado por violencia y miseria, en el que milicias cristianas guerrean con grupos musulmanes por el control de la tierra y minerales como oro y diamante. Un avispero en el que, por cierto, ya operaba una misión de pacificación de la ONU con más de 13.000 efectivos y otra de entrenamiento militar de la UE con 154 miembros.
La ONU renovó en enero el veto a la compra de armas impuesto a República Centroafricana (4,5 millones de habitantes) en 2013. El enfrentamiento abierto entonces entre cristianos antibalaka y musulmanes Seleka dejó en prácticamente un año más de 5.000 muertos. Las sanciones de la ONU incluyen en esta última revisión una excepción: se podría proveer de armamento siempre y cuando fuera a parar a la misión internacional (MINUSCA), a las fuerzas francesas o al entrenamiento efectuado por los soldados europeos. Un traje que se ajustaba a la petición cursada por Rusia, que a finales del pasado año comunicó su interés por enviar armas ligeras al país (pistolas, fusiles, lanzagranadas). A Francia no le gustó por el peligro a perder el rastro de las armas en una posible escalada de la violencia. Pero hubo luz verde de la ONU.


Guerra fría africana

Casualidad o no, Washington anunció en enero una donación de 12,7 millones de dólares a la formación del Ejército centroafricano. Las dos grandes potencias de nuevo en el tablero africano de la guerra fría. Como antaño hiciera la URSS, Putin mueve ficha en África: en Libia, con un apoyo tajante y explícito al poderoso general Jalifa Hafter; en Túnez, con el que ha colaborado en la lucha antiterrorista; en Marruecos, con lazos económicos reforzados; en Egipto, donde la estatal Rosatom construirá una planta nuclear con cuatro reactores... Un revival ruso en el continente africano justo cuando la buena reputación alcanzada en la guerra siria hace de Rusia un buen aliado militar; cuando el gigante chino se muestra imparable, con lazos económicos y políticos en medio continente, y, finalmente, cuando además, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha mostrado escaso interés en África —basta recordar la expresión "países de mierda".
Ejercicio militar de fuerzas especiales rusas.
Ejercicio militar de fuerzas especiales rusas. GETTY
Tres meses después de que Moscú recibiera el plácet de la ONU para enviar armas, la publicación Jeune Afrique ha informado de que alrededor de 40 miembros de las fuerzas especiales rusas participan en la protección del presidente. Se les vio por primera vez junto a Touadéra en un acto en el estadio de Bangui, capital del país. Firmin Ngrebada, director de su gabinete, confirmó el despliegue argumentando que sirven para "reforzar la capacidad de las fuerzas armadas centroafricanas en la protección del presidente". Los rusos serían la punta de lanza en su defensa, por delante de los militares centroafricanos y un operativo ruandés de la MINUSCA.
Pero, ¿qué interés tiene Moscú en la antigua colonia francesa? El 22 de marzo, un portavoz de Exteriores ruso tuvo que responder a esta pregunta, ante cuestiones de la prensa local. El vocero habló sobre todo del viaje, en octubre, del presidente Touadéra a Sochi, en donde se vio con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov. Allí se comprometieron a estrechar lazos políticos y económicos. Entre lo acordado estaría la exploración de los recursos minerales de República Centroafricana. Además del envío de cinco militares y 170 instructores rusos. Por cierto, un mes después de que Touadéra visitara Sochi, fue para allá Omar al Bashir, presidente de Sudán, perseguido por la Corte Penal Internacional por crímenes en Darfur. Al Bashir fue recibido por Vladímir Putin, al que pidió "protección" frente a EE UU.
Rusia ha dado en el clavo; hacen falta fusiles en República Centroafricana. En una conversación mantenida por este diario en agosto con el general español Fernando García Blázquez, entonces al frente de la misión europea (EUTM RCA), este afirmaba que la falta de armas dificultaba la capacidad defensiva de los batallones del renovado Ejército centroafricano, frente al contrabando imparable desde Congo y Chad para nutrir a grupos rebeldes. Un portavoz de esta misión, en la que aún participan ocho españoles, ha confirmado a este diario que, en efecto, las armas provistas por Rusia tienen como destino los dos batallones entrenados por los europeos (1.300 efectivos). Los instructores rusos están, en coordinación con las autoridades centroafricanas y bajo la supervisión de la ONU, enseñando a los militares locales. "La [misión] EUTM RCA está dispuesta a colaborar con terceros Estados", señala este portavoz, "insistiendo en la transparencia y consulta con todas las partes a todos los niveles".
La llegada de los rusos ha suscitado sin duda algún recelo entre militares y diplomáticos. El embajador francés, el veterano Christian Bader, reclamó este jueves precisamente transparencia en la nueva cooperación entre Rusia y República Centroafricana, aludiendo al artículo 60 de la Constitución. El mensaje estaba claro. Ese artículo exige que cualquier acuerdo que afecte a los tan queridos recursos naturales del país tenga previamente el visto bueno del Parlamento.

lunes, 23 de abril de 2018

Conversando con Correa: Dilma Rousseff

EL CANDIDATO BARCELONES DE CIUDADANOS FINANCIO A LOS ASESINOS YIHADISTAS

Francia sabía que la cementera Lafarge pagaba al Estado Islámico en Siria, según Libération

EUROPA

El ex presidente de Rolf Soiron (i) y Bruno Lafont, ex presidente de Lafarge. CHRISTIAN HARTMANNReuters
Las autoridades francesas estaban informadas de que el gigante suizo de materiales de construcción LafargeHolcim pagó a diferentes grupos armados en Siria, incluido el Estado Islámico (IS), para mantener en funcionamiento su planta de cemento de Jalabiya, en el norte de ese país, ha revelado este lunes el diario francés 'Libération'.
En su declaración ante los jueces franceses, que instruyen la causa por financiación del terrorismo, Jean-Claude Veillard, que era el director de seguridad de Lafarge, contó que estaba en contacto directo con múltiples interlocutores de los servicios secretos, a los que daba cuenta de las incidencias, relacionadas con las instalaciones de Jalabiya.
Según 'Libération', en el tercer interrogatorio ante la magistrada Charlotte Bilger, el pasado día 12, Veillard dijo que los servicios secretos estaban informados de la "financiación" de grupos armados entre 2012 y 2014 por la compañía francesa, que desde 2014 está fusionada con la suiza Holcim. Explicó que en esos años tuvo 33 encuentros con personas de los diferentes servicios secretos franceses y que en esas reuniones dio "todas las informaciones".
Eso permitía a las autoridades francesas estar al corriente en tiempo real de los equilibrios militares en la región del norte de Siria en la que está ubicado el complejo cementero, pero también de lo que hacía la empresa y, entre otras cosas, a quién pagaba. A partir de esa declaración, la cuestión es determinar qué sabía la cúpula del Estado francés de esas prácticas, destaca el diario galo.
Varios directivos de Lafarge, incluido el ex presidente Bruno Lafont, han sido imputados en este sumario por financiación de grupos terroristas para mantener en actividad la planta de Jalabiya, que fue incluso ocupada por el IS entre septiembre de 2014 y la llegada de fuerzas estadounidenses a finales de diciembre de 2015.
'Libération' indica que los jueces instructores investigan si, además del pago de comisiones al IS por garantizar esa actividad, Lafarge abasteció también de cemento a la organización yihadista,Por orden del catalan Manuel Valls.

EL HIJO DEL MAYOR TORTURADOR DE STROESSNER

Qué significa la victoria del oficialista Mario Abdo del Partido Colorado como presidente de Paraguay

Mario AbdoDerechos de autor de la imagenGETTY
Image captionMario Abdo gobernará Paraguay durante los próximos 5 años.